¿Qué es la Quietud dinámica?

Es la manera natural de equilibrar la totalidad de tu Ser (físico, emocional y espiritual), mediante una escucha plena desde el corazón, por parte del terapeuta, sin juicios y sin manipulaciones externas de ningún tipo, a través de un sutil contacto en colaboración completa con el Mecanismo Vivo y su Intención en el Momento Presente.